IMG_5399El día de ayer y fue un día muy especial en mi vida. Este post no es para debatir entre temas religiosos y mucho menos decirles que deben de volverse  budistas o algo así. Creo que después de renunciar a mi trabajo y hacer varios ajustes en mi vida era muy necesario para mi encontrar algo espiritual con que indentificarme. El volverme a reencontrar conmigo misma de una manera ajena a lo que lo había hecho antes.  Siempre he sido muy despejada de las cosas y sabía que el dejar mi fuente más grande de ingresos pues mi vida sería un poco más sencilla pero creo que este era el momento para poderestar bien conmigo misma. Muchos amigos me habían recomendado este centro así que sin pena fui a este lugar y pague por $100 pesos un curso de meditación intensiva de 10:30 am a 1:30 pm.

Siempre he sido un ser espiritual, la realidad es que creo en dios pero no en la versión católica o cristiana hasta creo en los aliens jajaja no se rían pero creo que si hay seres supremos que conspiran con el universo y que han existido en el tiempo líderes de opinión que han tenido muy buenas propuestas y enseñanzas con el hombre. Regresando al tema de la meditación, primero que nada tienes que ir con una mentalidad súper open mind. Van todo tipo de personas a este lugar. Me dio gusto ver tantas personas acompañándome en esta experiencia. El recinto es naranja por dentro y tiene varios salones. Fácilmente éramos como unas 100 personas en este curso de meditación intensiva. Yo llevaba unos leggings Adidas, unos tenis y sudadero de Lefties. Habían dicho que teníamos que venir súper cómodos .  Y yo sin perder un poco de mi esencia me vine así un poco sporty chic.

Yo soy una persona súper inquieta me cuesta mucho trabajo quedarme quieta en un lugar, y para hacer meditación por primera vez creo que pude mantener mi quietud un poco más de lo esperado.

Primero tienes una especie de manteleta para el piso, luego encima un cojín llamado zafo donde te sientas. Mantienes una posición con tus manos en los muslos y piernas entrelazadas tocando el piso. Poco a poco te van instruyendo sobre lo que tienes que hacer. Todo se me hacía muy “Eat, Pray and Love” se los juro jajaja esta etapa de mi vida es muy así.

En las meditaciones y estadíos del estar aquí. Estar aquí es consciente de que tu cuerpo está en el espacio. Lo que aprendí es que todo es efímero. El amor, el dinero, las dolencias, las cosas buenas etc todo lo que deseamos en la vida. Pero gran parte de estos sentimientos de odio / amor estamos nosotros detrás proclamando que sucedan. Y algo tan interesante que me costó más trabajo en uno de los estadíos es que debes desear el bien a esa persona que te hizo algo malo ( puede ser tu peor enemigo) y desearle amor y que le vaya bien. Que compleja es la vida, me hizo pensar en ese momento. Tenía tantas ganas de llorar por que solamente podía pensar en mi ex novio ( el que ya todos conocen jajaja) pero creo que tenía que soltar. Tenía que soltar a la Rebeca que había sido hace una semana y hace un mes la que ya no era la misma. Tenía que entender todo lo efímero que es esto en nuestras vidas. Esto es un poco de mi experiencia. Creo que para todos es una experiencia diferente.

Yo tenía que aprender a soltar, para que lleguen mejores cosas. También estar agradecida por las cosas que tengo, perdonar a los que me dañaron y querer desearle el bien a todos por que solo así tu puedes estar en paz contigo mismo. Definitivamente quiero regresar a otra clase de estas. Creo que me llama mucho la atención e incluso como la ñoña hermenéutica que soy me compré un libro sobre: “LA MENTE en la psicología budista” solamente para entender más en lo que me estoy metiendo. Me parece muy interesante. Y quería compartir esta experiencia con ustedes.