13062316_906801172761947_76553798022953736_nHoy es mi último día como mujer del mundo 29 años jajajaja , estoy sentada en el café Eric Kayser de Perisur en lo que entro a una nueva propuesta laboral interesante. Como buena blogger y ñoña que soy traigo mi compu a todos lados. Nunca sabes en qué momento te agarre la inspiración para escribir.

Mientras escucho esta canción de “Take a Walk” de Passion Pitt ( una de mis favs btw) Quiero darte las gracias a ti. Pequeño burgués, curioso, fashionista, por leerme y seguirme ya durante estos últimos 3 años. Si apenas me conoces gracias por formar parte de esta pequeña pero querida comunidad de Que Coman Pastel. Gracias por compartir un sin fin de momentos conmigo.

Hoy es un día especial, no puedo creer que mañana voy a cumplir 30. No lo tomen a mal pero siempre pensé que iba llegar máximo a los 27 – 29 años así como Janis Joplin, Kurt Cobain, o Amy Winehouse. Algo me decía que iba a llegar a la cumbre pero no me visualizaba más allá. Debo confesar que esto de la crisis de los 30 es algo muy real, pero como un muy buen amigo me dijo ayer.. somos como el buen vino.

En pocas semanas me mudo a mi primer departamento. Estoy emocionada pero también sé que ya es un paso más allá para evolucionar. Estoy un poco temerosa pero me imagino todas esas noches donde mis amigos vendrán a cenar at my place y podré cocinarles una rica cena o hacer cosas cool como fiestas jajaja o algo más leve como disfrutar de un libro en el balcón.

Veo como pasa el tiempo y la vida y es curioso como las cosas que jurábamos que queríamos antes hoy ya no importan. Hace unos años esta princesa estaba en una relación de 5 años y juraba que se casaría a los 27 y sería una madre joven a los 30. Hoy que despierto y no tengo a mi principe azul, y no tengo hijos pero saben algo valoro más mi tiempo y entiendo que no es el momento. Que quizás algún día eso lo tendré pero no ahora. Que primero viene el auto descubrimiento y luego lo que nos deparé la vida.

Justo ayer platicaba con una amiga y me decía que todo lo que decretemos en nuestra vida es lo que pasa. Hoy decreto que para los 30 me esperan muchas cosas buenas por venir. Mejores y más grandes cosas. Que brillaré donde tenga que brillar. Que mañana que despierte voy a ver al mundo con otros ojos, y que dejaré de estar triste por lo que no tengo en mi vida en este momento. Por que todo también forma parte de nuestras decisiones. No me arrepiento de nada. No me arrepiento de haber emprendido este blog, de exponer mi vida al dominio público ni de dejar de compartirlo pues creo que es lo que me hace ser yo. No me arrepiento de haberle dicho bye bye a esa persona que pensaba que sería la persona de mi vida, pues el resultado fue otro. Le deseo bienestar donde quiera que se encuentre y también le agradezco que me haya hecho más fuerte después de tantos años de sentirme triste, agobiada y sentir que no era suficiente. Por que entendí que siempre lo había sido solamente el no lo veía por más que me esforcé.

Doy gracias por estar sana en la medida de lo posible, por los amigos y familia que me han tocado estos últimos 29 años. De cada persona he aprendido algo importante. Ustedes saben quienes son! son mis personas. Así como Sandra Oh en Grey’s Anatomy.

Gracias por ser participe de mis locuras, de mis alegrías, de mis logros, de mis tristezas. Gracias por alentarme cuando lo he necesitado. Gracias también por regañarme y hacerme entrar en razón cuando ha sido necesario.

Mis 29 fueron lo máximo. Pude ver que tan lejos puedo llegar, y creo que ya estoy lista para los 30. Ya les platicaré que tal se siente llegar.