Una noche súper cool en el Corona Capital, a minutos de ver a Flume.

Este año ha sido un poco rudo pero he podido descubrir muchas cosas de mí que no conocía.. que tan fuerte puedo ser, y que tanto son mis ganas de todos los días comenzar de nuevo. En este camino conocí personas increíbles, hice nuevas amistades. Aprendí el verdadero valor de la amistad. Deje amistades y relaciones que no iban para ningún lado y me moví un poco del eje que sentía que tenía sentido.

Nada está escrito, nada es definitivo, nada dura para siempre. A pesar de que el pasado no vuelve siempre se puede volver a comenzar. Cada día es una oportunidad, un nuevo respiro, una nueva lección. Parece por momentos que el tiempo nos gana o tiene ventaja sobre nosotros, pero la realidad es que todo es subjetivo. Depende mucho con que ojos mires las cosas.

Mientras escribo estoy escuchando Crystal Ball de Keane, verlos tocar en vivo en el Corona Capital creo que fue de los mejores momentos de mi año 😛 al igual que Flume, que buen show fui fan del performance.

Pude avanzar un poco más con mi “marca” Doble Infinito este pequeño experimento que comenzó como una tesis de maestría y le di un toque blended con Victoria 147. He trabajado como godín, en agencia, dando clases en licenciatura, pero tener tu propia marca creo que eso es toda una experiencia. Por momentos me di por vencida y no le veía mucho sentido pero la realidad es que una marca no se hace sola de la mañana a la noche. Depende muchísimo de que la sepas manejar, cuanto tiempo y energía le metas y darte cuenta también cual es la experiencia que le brindas a tu consumidor. Y es algo que busco con mi marca 🙂 que las personas vivan una experiencia a través de mis accesorios.

Otro evento peculiar en mi año muy divertido fue correr sobre una pista de aviones de un avión a otro. Viajaba de Monterrey al DF y termine subiéndome a un avión rumbo a Mérida. En mi sorpresa mi avión real ya estaba por despegar así que a pesar de las señales y las personas que iban tras de mi en la pista llegué a mi avión. Jamás había corrido tan rápido en mi vida.

Casi no he tenido posts este año, pero prometo tener más el año que viene. Gracias a los que no se aburren en leerme jajaja ya ha pasado un rato y creo que he cambiado un poco, para bien. Se llama madurar. Y esta nueva versión tiene mucho que dar, just wait and see.

Bueno mis pequeños burgueses, lectores y curiosos buenas noches. Y nos leemos pronto.