Vive bonita que no pasa nada. Haz de tus días una fiesta, arréglate como si fueras a una pasarela. Vete de rumba con tus amigas, y brinden con gins, por todos los que se fueron y por todos los que vendrán. No te quedes estática, que la vida pasa rápido y hay tanto por vivir. Ve al aeropuerto y toma un vuelo a un lugar desconocido, piérdete y descubre nuevos horizontes. Sonríe a la vida, por que así te ves bonita.