pruebaqcp1

 

Hace unos días de visita con mi yoda platicaba sobre mi obsesión por el orden. Y me decía el como yo no me daba cuenta que tenía una ligera obsesión con el orden y como esto afectaba mi vida. Como todo en esta vida las obsesiones tienen cosas buenas y malas. Lo malo de esta obsesión es la constante pelea conmigo misma por tener todo en mi vida en orden y en ese momento me vuelvo una control freak quiero que absolutamente todo en mi vida tenga pies y cabeza ,cuando siento que no está en orden sé que una bomba del tiempo se activará y voy a comenzar a arreglar todo lo cual es sano pero también uno tiene que entender que hay cosas en la vida que están fuera de tu control.

Esta pequeña obsesión me hace ser buena en mi trabajo por que soy muy organizada. Me gusta cumplir con mis deadlines para mis artículos con otros partners, hacer exhaustivos benchmarks para mis clientes en cuestiones digitales, preparar muy bien mis clases para mis alumnos en la universidad, mantener mi depa en orden, llevar una dieta balanceada por ejemplo si no fuera obsesiva en estas cuestiones no lograría mis objetivos. Hay momentos para bajarle yo lo sé pero poco a poco he aprendido a tomar lo bueno de esto para no saturarme y no terminar estresada por tantos proyectos y cosas que hacer. La cuestión aquí es balancear. Aprender a balancear lo que puedes hacer y soltar lo que no puedes.

Captura de pantalla 2016-06-19 a las 17.57.24

Algo que aprendí con esta obsesión es como ocuparla para mi beneficio personal. Sonará extraño pero cuando vivía en casa de mi madre mi cuarto era un desmadre y parecía hoarder jajajaja pero si algo tenia muy bien organizado por tamaños y por secciones eran mis libreros. Le encontré un pequeño gusto relajante en desordenar mis libros cuando estaba estresada y los volvía a acomodar uno por uno. Mi pequeña obsesión era como una terapia. Algo que ayuda con estas obsesiones es tener una actividad que te relaje y haga tu mente volar un rato. Por ejemplo pintar, hacer música, cantar, en mi caso escribir, caminar en la calle y meditar, toda actividad creativa o lo que sea que te relaje es buena.

Eres una control freak? No estás sola, ve el lado positivo de ser como eres. Simplemente aprender a balancear y darte un tiempo para relajarte. No intentes arreglar todo de un madrazo por que no va a funcionar. Una cosa a la vez. En el momento que quieras arreglar todo lo que está fuera de tu control respira, sal a caminar, sal a pasear a tu perro, toma un café o un té y sé consciente que no puedes controlar a los demás y las cuestiones externas. No es tu responsabilidad. Eres suficiente con lo que haces para manejar la situación. Fluye y deja que las cosas tomen su curso.