Viendo como he crecido me doy cuenta que ya uno no quiere los mismos juguetes jajaja y a parte si tienes muy buen gusto como yo tus juguetes suelen ser los accesorios más caros del mundo mundial. Y tu quincena será invertida claro en un nuevo guardarropa y accesorios bonitos que son meramente piezas iconográficas para expresar tu individualidad ante los demás.

En mí se aplica lo que dice Carrie Bradshaw : “I like my money right where I can see it, hanging in my closet!

Amo comprar jajaja y  más cuando es pay day quiero ir directamente al centro comercial por mi juguete nuevo (mis padres saben que tengo cero cultura del ahorro, pero prometo portarme mejor). La verdad es que soy de las que viven en el presente y se preocupan después. Eso si jamás compro algo que me dejará sin comer o mínimo la gasolina o el café o mis salidas. Aveces puedo parecer la chica de la película “Loca por las Compras” y me da muchísima risa por que esa película se las pongo a mis alumnas de primer semestre de Introducción a la Mercadotecnia para ver los diferentes tipos de consumidores que existen en el mundo de la moda.

En esta ocasión opte por una opción de accesorio de “lujo accesible”, ya que soy fan de la marca española Bimba y Lola decidí adquirir este bolso de la nueva colección de #FW15 “This is Buffalo Bill”.

Voilàaaaaa!!!!!

IMG_3349

¿Apoco no es hermoso? Es justo lo que estaba buscando para completar mi look de fall. Un bolso fuera de lo común, con un print inusual. Me gustan las cosas con diseños bonitos y que se vean cool y que combinen con todo. Y esta tendencia de cowboys and indians está muy hoy esta temporada. Veo flequillos y botas por aquí y botas por allá.

Y como buen juguete nuevo decidí sacarlo a pasear mientras le hago un update al blog. Me vine al Hotel Condesa DF donde usualmente vengo al brunch. (esbuenísimo, de mis lugares favoritos in town)

IMG_3351

Algo que puedo decirles es que se siente tan bien poder invertir en un accesorio cuando puedes pagarlo tu misma, sin que te lo pague tu papá consentidor. Tiene otro valor, ya sabes que tu esfuerzo tiene un costo. Y es algo que disfruto más de ir de compras, yo puedo decidir por mi misma. Claro luego pagas las consecuencias, cuando te mueves en el mundo freelance debes de pagarle al fisco. Hacienda te odio!!! Lo bueno es que en mis finanzas personales soy buena, siempre salgo en ceros y facturo absolutamente todo. Y obviamente soy muy inteligente al comprar, compro lo esencial lo que podré usar varias temporadas más y por ahí una que otra compra loca pero nunca me arrepiento. Así es la moda está hecha para disfrutarla. Yo no me voy a las rebajas, al menos que sea por un básico y uno que valga la pena.