¿Cómo les va mis pequeños burgueses? Les escribo desde Magnolia Bakery aquí en Polanco. Que envidia a los que ya están de vacaciones, yo solamente tengo el 24 por que es el único día que tengo para vacacionar en mi nuevo trabajo. Ya les había contado que me incursione recientemente al mundo #godínez. Antes solía burlarme de mis amigos #godínez y la verdad es que ahora que soy parte de esta subcultura del mexicano pues los entiendo muchísimo. Y la neta mis respetos para todos aquellas y aquellos que viven la vida rutinaria y van a trabajar en una oficina.

Pues ahora si lo puedo decir, en uno de mis posts pasados sobre como llevar una entrevista de trabajo les contaba que había ido a una entrevista a una transnacional y que no podía revelarles el nombre, pero como ya paso el tiempo ya les puedo decir jajaja  esta empresa es  Groupe Rocher. Estoy trabajando en la marca Yves Rocher aquí en México. Y llevo la Coordinación Digital de la marca. Ha sido un gran reto para mi y espero poder dar lo mejor de mi en mi trabajo. Por que la verdad es que soy una workaholic empedernida jajajaja. Ha  sido complicado adaptarme pero creo que lo he hecho bien y si tomé la decisión de aceptar este trabajo fue por que me encantan los retos y quería probarme a mi misma. La verdad es que cada día aprendo algo nuevo tanto de la marca como de mi misma.

El acercamiento con la marca ha sido padrísimo. Yo estoy acostumbrada a trabajar en moda, y ver el lado de belleza también tiene su appeal. No nos ponemos a pensar muchas veces en los productos que usamos para maquillarnos , ni en sus componentes y muchas veces nos vamos por el precio o por que está de moda el producto no pensamos tanto en calidad de lo que nos untamos en la cara. Al ser nueva en esto pude reflexionar un poco sobre el mundo de la belleza, y por que nos gusta vernos bellas.

Me encanta la filosofía de la marca y sobre todo yo no sabía que   Yves Rocher era el pionero en la cosmética vegetal. Me encantan los productos con componentes orgánicos y eco friendly y bueno el toque francés de la marca también. En el 2005 me fui de intercambio a Francia y justo en Avenue des ChampsÉlysées caminando con una amiga vimos la tienda de Yves Rocher y quedamos fascinadas. Me llevé mucho producto a México y ese fue mi primer acercamiento. Jamás me imagine que pasando los años terminaría trabajando para la marca aquí en México.

Es una marca padrísima para trabajar por que tiene tantas cosas que explotar y muchísimo potencial. Si no son familiares con la marca se las recomiendo mucho, he aprendido a enamorarme de cada producto por que los he probado. Y como meta me impuse probar un producto nuevo cada mes para entender como funciona. Me encantan las texturas y los aromas así que todo lo que he probado me ha gustado mucho. Ya les compartiré próximamente reviews sobre los productos que he probado para que los conozcan. Es muy fácil comprar Yves Rocher lo pueden conseguir en tiendas retail, o mediante una Asesora(que es una consultora de la marca) o ustedes mismos pueden vender el producto mediante catálogo. Es un excelente negocio, para las mamás emprendedoras o para tener una lanita extra.

Aquí unos de mis productos favoritos de Navidad de la marca. ¡Están deliciosos!

12360175_837570419685023_87187664450164567_n

La parte de los 24 kg menos jajajaja ha sido una excelente forma de cerrar el año. Ya les había contando que se siente pesar -20, pero menos 24 no lo podía creer. Todavía me faltan unos 9 kilitos más pero hay la llevo. La verdad es que cuando una esta convencida a cambiar sus hábitos alimenticios y a echarle ganitas pues si hay resultados.

Les presumo mi outfit que use ayer para mi cena de fin de año de Yves Rocher. Jamás había comprado un vestido talla M en mi vida, y menos uno pegadito y sin mangas. Y plaid guilty for loving fashion.  Y claro no podía faltar el súper peinado que me hizo mi estilista favorito Alex de Royal Beauté. 

12391970_10156337421695367_6628177515306500379_n 12376153_10156338174560367_1978047257280576350_n

¿Qué les parece? jajaja Pues siento que he cerrado mi año con broche de oro. Un nuevo trabajo ( al fin soy como Andy Sachs) y con buena salud disfrutando de cada instante.