Esta es la primera vez que voy a un House of Vans y mi experiencia fue increíble. Me la pase de eggs! jajaja (yo y mis expresiones)

Para empezar en la semana fui por mi outfit de Van Girls para estar hip and trendy para el concierto. Estaba muy emocionada desde que recibí la invitación, ya se decía por ahí que iba a ser un epic event.IMG_3256

Mis amigos de Smirnoff México se vieron muy guapos regalándome 2 pases vip para KISS MY VANS, y 6 pases dobles para los seguidores del blog. Muchas gracias a la agencia Trendsetera y Smirnoff México por sus atenciones.

Para esto decidí como buena persona consciente de que no debes de manejar ebrio no llevarme mi coche, me vi muy fancy y me fui en UBER por primera vez en la vida con varias amigas. Entre ellas estaba Luz de Chic Diary, y la Pony (una de mis best de la prepa, le decimos Pony por que está chiquita pero se llama Paola). Sabía que esa barra libre me esperaba. Nuestro chofer fue super buena onda con nosotras y nos decía que nos cuidáramos y que no tomáramos tanto  (y en especial yo por que me operan de la vesícula la próxima semana) y entre risa y risas de todas nos fuimos rumbo al Deportivo del Estado Mayor Presidencial donde fue la sede de House of Vans. Ahora entiendo a mi hermano y a mis amigos que usan UBER que diferencia de un taxi rascuacho y feo a un buen servicio justo.

En House of Vans me esperaba Tanni una de mis mejores amigas, del blog Cientouno. Ella y yo nos conocimos un 2012 en una agencia donde trabajamos juntas. Y tenía tiempo sin verla así que ya con mis amigas y ella y su gente hicimos buena bolita. Mi misión de ayer era pasármela poca madre, beber como si no hubiera un mañana, estar con mis amigas, bailarle al ritmo de la Mala Rodríguez y Azalea Banks  y juntar 7 vasos decorados de Smirnoff House of Vans (estaban muy cool). Así que el chiste era un drink por cada día de la semana. De hecho fue algo muy gracioso el desenlace de los 7 vasos… ahorita les cuento eso.

IMG_3272

En el area VIP habían columpios, fotos térmicas, mesas, baños decentes, barra libre, y cojines para tirarse al piso mientras escuchabas el concierto. Muy muy pero muy a gusto. Estos son los perks of being a blogger, es una de las cosas que más disfruto los eventos padres y luego contarles mi experiencia.

Yo como niña en el columpio jajajaja me divertí muchísimo, entre cada ocurrencia de la noche. No quería que la noche terminara. Tenía tanto tiempo de no reventarme tanto jajaja (me escuche muy chavoruca que oso) la neta no soy de las que beben, me tomo una o dos pero ayer me destrampe creo que es válido una vez en la vida.

En mi peda decidí ir con las niñas al área de foodtrucks, donde comí papas (que sabían muy buenas)  y conviví con una mesa de extraños ( no tan extraños ahorita les cuento la parte chistosa de eso). Yo muy orgullosa cargaba mis 6 vasos decorados de Smirnoff House of Vans jajajaja y me puse a platicar con los extraños, y la chava de en frente llevaba como 12 vasos, y recuerdo que le dije “wow me haz ganado en mi récord jajajaja” y ya les conté que mis vasos eran especiales por que era uno por cada día de la semana.  Hoy que amanecí en una foto de mi Instagram oficial del blog me comenta un chavo, “oye compartimos mesa ayer, si lograste los 7 vasos?! jajajaja” que oso sí era el extraño con los que compartimos mesa. Y resultó ser uno de mis followers del blog jajajajaja ha de pensar que soy una borracha. Pero la pasé muy bien de eso se trataba.

Moría de ganas de ver a AZEALIA BANKS, por que su rolita de 212 es de mis favoritas para cuando salgo de fiesta. Desde que la escuche en el soundtrack de la película The Bling Ring la amé jajaja.

Pues ya no supe si tocó la de 212 era como la 1 de la mañana y estaba con unas copitas de más, escuche las primeras 3 canciones y me fui. Ya estaba más para allá que para acá pero en buen sentido jajajaja tenía tanto tiempo que no me la pasaba tan bien.

Yo iba con la actitud de fiesta, y de “fuck it” todo al carajo (todo lo que me estresaba, preocupaba y todo eso que no puedes controlar) quería vivir como si no hubiera un mañana, mejor te diviertes y luego te preocupas. Al final de la noche recuerdas que tienes solamente 29 años, que no tienes un hijo que mantener, ni grandes responsabilidades, ni un esposo a quien cocinarle, ni compromisos con nadie. Estas en el mejor momento de tu vida, donde los éxitos van llegando, y estas junto a tus amigas y se trata de vivir y disfrutar el presente. A veces se nos olvida esa parte de vivir un poco, estamos llenos de tanto estrés y hacemos demasiado overthinking.